Ventajas de realizar una mudanza en verano

Ventajas de realizar una mudanza en verano

Con la llegada del buen tiempo, aumenta el número de mudanzas de toda índole. Hablamos de esas fechas que habitualmente se dedican al descanso y al relax después de todo un año trabajando. Se trata de un hecho demostrado cada año por las cifras que manejan las empresas del sector ubicadas en toda España.

En época estival se incrementa las mudanzas en torno a un 20 % y esto es debido a diferentes motivos. Y es que, realizar una mudanza en verano tiene sus ventajas 😉

 

Porqué realizar una mudanza en Verano

El principal motivo es el tiempo libre del que disponen muchas personas en verano. Son unos meses perfectos para llevar a cabo la mudanza de una viviendaEspecialmente si se trata de una familia con niños. Si elegimos estas fechas no interrumpiremos el ritmo escolar ni su calendario de actividades. Por lo que conllevará un menor trastorno para los más pequeños de la casa. Por otra parte, el verano también es una buena estación para realizar una mudanza de oficina. La actividad de muchas empresas se ve reducida durante julio y agosto y, de esta manera, se verá menos afectada en comparación con otros meses más en los que se acumula una mayor carga de trabajo.

Además, otro aspecto positivo de realizar una mudanza en verano es que, una vez realizado el traslado, tenemos más tiempo para instalarnos en el nuevo destino, dedicar más horas a la distribución de los muebles y de nuestros enseres, decorar la nueva estancia, descubrir los alrededores y los servicios más cercanos, conocer gente nueva, etc. En definitiva, podremos realizar una mudanza a un ritmo más pausado. Además podremos fijarnos en cada detalle para que el proceso sea plenamente satisfactorio. E, incluso, podremos disfrutar de él pese a todo el esfuerzo que debemos realizar. Hasta el hecho de contar con más horas de luz ambiental nos permitirá aprovechar más y mejor el día. Además de ayudarnos a reducir el posible estrés y disfrutar de un merecido descanso al final de cada jornada.

 

La planificación de la mudanza, nuestra mejor aliada

Con todo lo anterior, las ventajas de realizar una mudanza en verano son evidentes. Aunque, deberemos tener en cuenta que en esa temporada las empresas especializadas tendrán menos fechas disponibles para satisfacer las demandas . ¿Cómo podemos evitar que este hecho afecte a nuestra mudanza? De dos maneras. En primer lugar, es recomendable hacer una buena planificación previa durante los meses de primavera en los que nos encontramos. En segundo lugar, conviene tener cerrada la contratación de servicios profesionales con antelación. Así, la seguridad en tu mudanza estará garantizada del mismo modo que si la realizaras en época invernal.

De hecho, ante la certeza de que existe un incremento de mudanzas en verano, las propias empresas refuerzan sus servicios y, si se trata de una compañía de confianza y con años de experiencia en traslados, el cliente recibirá el mismo servicio y la misma atención personalizada que en épocas de menor demanda. Gracias a los años de trabajo en el sector, lo normal es que sea una perfecta conocedora de prácticamente cualquier necesidad que le podamos plantear y que sepa cómo resolverla sin que nos afecte ni suponga un cambio relevante en nuestros planes. En cualquier caso, lo ideal es dejarnos asesorar por empresas como Mudanzas Andalucía para comenzar a organizar ya cualquier traslado que queramos llevar a cabo en verano desde cualquier municipio andaluz o si queremos realizar mudanzas en Madrid con total tranquilidad aprovechando que las calles de la ciudad quedan desiertas en verano.

Write a comment