Operación mudanza: cómo actuar en el día “D”

Operación mudanza - cómo actuar en el día del traslado

Tras meses de planificación y organización de tu mudanza, rodeado de cajas y papeles, el día tan esperado se avecina. Seguro que te lo has imaginado un montón de veces. Pero puede que no te hayas planteado qué debes hacer concrétamente durante el traslado. Para que todo salga a la perfección, lo mejor es confiar en la empresa de mudanzas que hayamos contratado. Ya que suponemos que has apostado por servicios de calidad y por la profesionalidad y la experiencia de sus trabajadores.

No obstante, es importante que todo sea correcto para que el resultado sea el esperado. Eso sí, sin agobio añadido. Piensa que el esfuerzo más importante ya lo has realizado (incluso tomar la decisión es complicado en ocasiones). Así que solo se trata de seguir unas pautas sencillas para que todo salga correcto. Desde Las Naciones estamos para ayudarte a que tu mudanza sea más fácil.

Claves para el día del traslado

Toma nota de todas ellas y, sobre todo, guíate por tu sentido común. Cada caso es diferente y pueden presentarse imprevistos que resolver en el momento.

  1. Descansa lo suficiente la noche anterior para tener todas tus fuerzas intactas. Especialmente para la fase final, la de distribución y el desembalaje de la carga en el nuevo destino.
  2. Procura levantarte a una hora temprana para aprovechar al máximo el día. Así tendrás tiempo para no dejar ningún aspecto relevante en el aire. Una de las primeras cosas que tendrás que hacer el día “D” será el embalaje de las camas. Es decir, prepararlas para que estén listas para introducirlas en el vehículo.
  3. Si es posible, sé tú mismo quien reciba a los operarios. Es decir, lo recomendable es estar presente en la vivienda o local que sea el punto de origen para comentar y recordar cada detalle a tener en cuenta, por ejemplo, a la hora de recoger la carga es conveniente que indiques si existe algún objeto frágil entre todas tus pertenencias y mobiliario.
  4. Mantén tu teléfono móvil operativo a lo largo de todo el día. Asegúrate de que tiene tu número el conductor del vehículo. Así podrá llamarte ante algún  por si tuviera que llamarte en algún determinado momento.
  5. Si es posible, acude a tu lugar de destino antes de que el vehículo de mudanzas finalice su trayecto para poder recibir la carga en ese preciso instante. De lo contrario, tendrás que fijar con la empresa de mudanzas un lugar en el que depositar todas las cajas hasta tu llegada.
  6. Revisa que vuelves a tener en tu poder todo aquello que dejaste en manos de la empresa de mudanzas, sobre todo si es compartida y has contratado un vehículo que traslade pertenencias de varios clientes o si ha sido necesario utilizar varios vehículos debido al gran volumen de la carga o al número de bultos. Nunca está de más ser previsor, pero lo habitual es que no exista ningún problema, más aún si la compañía es fiable tal y como indicamos al principio del artículo.

La clave del éxito está en contar con los mejores expertos

Con estas breves recomendaciones, estamos convencidos de que tu mudanza será todo un éxito y de que empezarás con la mejor de tus sonrisas la nueva etapa de vida. Aun así, si tienes alguna cuestión que no te deja dormir en los días previos al día “D” y necesitas asesoramiento, no dudes en contactar con tu empresa de mudanzas, ya que deberán aclarar todas tus dudas y satisfacer tus necesidades como cliente. En Mudanzas Andalucía estamos a tu disposición si buscas una empresa de mudanzas en Madrid o en cualquier localidad andaluza.

Write a comment