Claves para la mudanza de segunda vivienda

Claves para la mudanza de segunda vivienda

El verano es la época en la que más desplazamientos se producen a lo largo y ancho del país. Esto es debido a las vacaciones suelen ser entre los meses de junio a septiembre. Entre los destinos vacacionales encontramos todo tipo de opciones. Hay quien opta por realizar un viaje al extranjero. También hay quien prefiere relajarse unos días en la playa. Pero cada día es más habitual ir a descansar a una segunda residencia. La cual podrá estar ubicada en una zona costera o en el pueblo del que procede, por ejemplo. En este último caso, es habitual pasar todo un mes o incluso más tiempo en nuestra vivienda “alternativa”. Por lo que, queramos llamarlo “mudanza de segunda vivienda” o no, lo cierto es que no nos quedará más remedio que llevarnos nuestra casa principal a cuestas para poder vivir con todas las comodidades durante ese prolongado descanso.

 

Cómo organizar el traslado a tu lugar de vacaciones

Si has decidido pasar varias semanas en tu hogar secundario, vas a necesitar las pertenencias que utilizas a diario. Para no agobiarte, te damos a continuación varias recomendaciones que te ayudarán en tu mudanza a tu segunda residencia:

  1. Ropa: prepara toda la que vayas a ponerte. Estamos de suerte, se trata de vestimenta de verano y, por tanto, de una carga relativamente ligera. Eso sí, no olvides las toallas para la playa y alguna prenda para las noches más frescas.
  1. Comida: traslada solamente comida no perecedera. Podrás comprar después en tu lugar de destino todo lo que vayas necesitando sobre la marcha. No tiene sentido planificar una compra mensual ya que es demasiado tiempo y los productos pueden estropearse.
  1. Utensilios: suponemos que si se trata de una segunda vivienda, acudes a ella al menos una vez al año. Y seguramente, tengas ya en la cocina una vajilla propia, el baño con sus accesorios, etc. De no ser así, no olvides incluir en tu equipaje aquellos utensilios de uso cotidiano que puedas echar de menos.
  1. Mobiliario: al igual que en el punto anterior, es posible que no necesites ningún mueble a mayores de los que ya tienes en tu segundo hogar. No obstante, quizá es el momento de llevar esa mesa, sofá o tumbona que tanto imaginabas la última vez que pasaste por allí. Aprovecha tu nueva llegada para terminar de acondicionar la vivienda o renovar los muebles existentes.

Una vez que hayas decidido todo lo que quieres que te acompañe en tus vacaciones, debes valorar las diferentes opciones de transporte. El vehículo particular es una de ellas, pero cuando la carga es excesiva, multiplicas el riesgo de sufrir algún tipo de susto en la carretera. De hecho, el equipaje puede convertirse en un arma muy peligrosa para los pasajeros en caso de accidente.

Mantas para mudanzas

Otro elemento que usamos bastante son las mantas para mudanzas. Estas no son mantas comunes como las que usamos en casa cuando hace frío, son mantas especializadas para mudanzas que se usan a modo de capa para rodear aquellos objetos que vayamos a trasladar. Las buenas mantas para mudanzas ofrecen calidad y resistencia, doble costura en los 4 lados y están fabricadas con lanas recicladas, fibras de acrílico y punto de cruz. Su propósito es garantizar una entera protección de los elementos transportados para evitar así daños y roces.

Para evitar malas noticias y, más aún, si decides trasladar muebles y cargas muy voluminosas o pesadas, la mejor opción es contactar con una empresa de mudanzas y preguntar por los servicios que ofrecen en el caso de traslados menores, como el alquiler de furgonetas, la posibilidad de que custodien nuestras pertenencias en un guardamuebles, etc.

En Mudanzas Andalucía resolveremos todas tus dudas sin compromiso. Además, te ayudaremos a encontrar la solución más adecuada a tus necesidades de transporte a tu segunda residencia. Por ejemplo, tenemos una amplia experiencia en realizar mudanzas en Marbella y otras localidades de Málaga, en plena Costa del Sol. Despreocúpate, confía en nuestro equipo de profesionales y… ¡disfruta de tu retiro vacacional!

Write a comment