Buenas razones para emprender una mudanza

Buenas razones para emprender una mudanza

Los expertos inmobiliarios reconocen que desde la burbuja los precios de los pisos han caído entre un 20% y 40%. Si bien esta es una razón potente no es la única que incita a realizar una mudanza. Para cambiar de vida, ciudad o país es necesario que se produzca un cambio en la vida de una persona. Sólo de esta manera tomaremos tal decisión.

 

Razones para emprender una mudanza

Pasar de vivir con tus padres a vivir con tu pareja. Este es uno de los temas más recurrentes para iniciar una mudanza. Una pareja estable impulsa hacia la emancipación por el deseo de intimidad y libertad. Aunque hay que tener en cuenta el trabajo, el gasto de dinero y el proyecto de futuro que comparten. En esta misma línea otro motivo es el aumento de la familia. Cuando aparecen los hijos el piso suele quedarse pequeño y los padres necesitan una casa más grande. O que ocurra todo lo contrario, que debas mudarte por un divorcio. Este es un caso forzoso en el que hay que pensar dónde está el mejor lugar para comenzar de nuevo.

A veces pasa que las mudanzas vienen impuestas por motivos de traslado en el trabajo; debido a que la empresa te envíe un tiempo a otra parte. Aunque también puede ser que la persona prefiera un lugar más céntrico o cercano de su puesto. También es posible tener que trasladarnos por tener que visitar a un pariente enfermo durante una larga temporada para ayudarlo. En este caso es más probable que se alquile una vivienda al ser de carácter temporal.

Un buen motivo para mudarse de casa es la jubilación. Muchas personas piensan en alejarse de las grandes ciudades y vivir cerca de la playa por el clima. Aunque cada vez más piensan vivir en la montaña o en el extranjero. Otros prefieren simplemente volver a su lugar natal. Sea como fuere este motivo es uno de los principales que inspiran en España la idea de una segunda casa de vacaciones.

No menos importante es el cambio de residencia por motivos personales de superación. Hay muchas personas que sueñan con tener su propia casa, personalizada y decorada a su gusto. Un sueño que no es fácil de conseguir y que otorga mucho placer a quien lo alcanza. Ya sea para una vivienda principal o residencia vacacional.

 

Qué debemos tener en cuenta antes de mudarnos

Se debe pensar mucho en la nueva vivienda a donde nos queremos mudar, hay puntos positivos y negativos que debemos tener en cuenta y preguntar. Hay que tener en cuenta todos los gastos que hay que añadir a la compra como las escrituras o el notario. Si se trata de un adosado hay que tener en cuenta a los vecinos, qué vida llevan, si hacen ruido, edades, aficiones, todas estas cosas pueden pasarnos factura a la hora de convivir. También hay que pensar en las ventajas o inconvenientes de vivir en una urbanización, encontrarás tranquilidad pero puede que te sepa a soledad. Además hay que pensar que los gastos pueden aumentar por tener una casa más grande o si la propiedad posee piscina o gimnasio comunitario.

Si por el contrario te gusta el bullicio, caminar hasta el trabajo, salir todos los días, la diversidad cultural o simplemente te aburre la tranquilidad, tus maletas tiene como destino las ciudades grandes.

Tanto en Madrid como Barcelona u otras urbes puedes realizar tu mudanza con profesionales que te aconsejarán y ayudarán a que todo sea más rápido y fácil.

Write a comment